Book_El-Nacimiento-de-una-Pasión

El Nacimiento de una Pasión (edición definitiva, ampliada y corregida)  2016

Con prólogo de Adrián Paenza
Contiene 310 páginas

El origen de 150 clubes, las razones de sus nombres, sus colores y sus apodos. Las identificaciones barriales, las mudanzas, las canchitas que se transformaron en estadios. Los socios fundadores que al mismo tiempo jugaban en el equipo. La relación con los británicos que trajeron el fútbol mientras construían la red ferroviaria nacional.

El libro se amplía con las historias de muchos clubes que participaron en el amateurismo y fueron dejando de jugar por falta de futbolistas, por problemas económicos o por no tener cancha propia. Algunos siguen existiendo pero dedicados a otros deportes.

Rivalidades de hace un siglo, peleas y divisiones que alumbraron otras instituciones nacidas por celos o conflictos que no pudieron evitarse. Dirigentes jugadores, el inicio del “amateurismo marrón” cuando muchos deportistas cobraban un salario encubierto. El crecimiento del público y el inicio de la pasión futbolera. Peleas dirigenciales que provocaron cismas entre 1912 y 1915 y, más extensa y profunda, entre 1919 y 1926, hasta que el Presidente Marcelo T. de Alvear obligó a la unificación que pareció definitiva.

Como cierre, tablas históricas, aportes estadísticos que clarifican sobre quién jugó en qué categoría, desde cuándo y quiénes se quedaron con los títulos, los descensos y los ascensos.

EL ESCOCÉS VISIONARIO Y EL GRAN ALUMNI

 

Suele decirse que el educador escocés Alexander Watson Hutton fue el introductor del fútbol en nuestro país. El hombre llegó a la Argentina en 1882 contratado por el Saint Andrew’s Scotch School y desde muy pronto inició un trabajo que le daba gran importancia a la parte atlética y en particular, al fútbol. Duró allí dos años y en 1884 creó el Buenos Aires English High School, un instituto más emparentado con sus ideas de planificación escolar.

Cuenta Ernesto Escobar Bavio en su famoso libro “Alumni, cuna de campeones y escuela de hidalguía” que “Mr. Watson Hutton tenía dos sistemas para enseñar prácticamente el fútbol. Él mismo integraba uno de los equipos, casi siempre de centre half, para hallarse en contacto directo con sus alumnos, o seguía desde fuera de la cancha el desarrollo de los partidos entre los muchachos. En ambos casos hacía sus observaciones enérgicamente, y sus indicaciones eran órdenes siempre acatadas. Se ponía nervioso, se inquietaba, cuando alguno de los noveles jugadores incurría en una falta desnaturalizadora del verdadero tecnicismo del juego, sobre todo si era producto de una acción individual que afectase la armonía del cuadro.”

El primer torneo organizado data de 1891 y varios alumnos de la English High School se anotan para representar a St.Andrew’s. El propio Watson Hutton fue jugador: lo hacía casi siempre de defensor, parece que tenía buenas condiciones. La primera temporada no finalizó exitosamente y no hubo actividad en 1892. Sin embargo, fue el propio Watson Hutton quien creó en 1893 la Argentine Association Football League y arrancaron los torneos que no se detendrían nunca más.

El origen británico del fútbol no dejaba dudas. Los principales colegios de esa comunidad fueron sucediéndose y en ellos había fútbol, como el Flores Collegiate School fundado en 1870, el mencionado Saint Andrew’s y Lomas Academy (1891), pero también se inició la práctica continua en el Colegio Nacional de Corrientes en 1890, en el Instituto Nacional de Caballito, la Escuela Nacional de Comercio y el Colegio Nacional Oeste.

Esos primeros escarceos futbolísticos, en realidad, son anteriores a Watson Hutton. Está señalado por investigadores e historiadores que el primer partido real de fútbol se disputó el 20 de junio de 1867 en el campo del Buenos Aires Cricket Club, en Palermo. Era una mezcla de rugby y fútbol, lo protagonizaron empleados británicos de la zona portuario y del centro porteño. El Buenos Aires Cricket Club había nacido en 1864 y tres años más tarde, aquellos que se habían enamorado del novedoso “football” le dieron vida al Buenos Aires Football Club, dentro de la entidad anterior.

El ideólogo y organizador fue Thomas Hogg, de quien Watson Hutton siempre dijo que fue el real “fundador” del fútbol en la Argentina. Ingleses ambos y muy jóvenes, junto con su hermano James invitaron a varios amigos como William Forrester, los hermanos Smith y varios compañeros de trabajo para armar el partido. Se dividieron en dos grupos, identificados por gorros rojos y blancos. Eso ocurrió el 20 de junio de 1867 y unos días más tarde, el 29, se celebró un segundo juego.

En el libro histórico de Escobar Bavio se lee que el diario “The Standard” publicó el día 27 y también el 28 de junio de 1867 el siguiente texto: “El sábado 29 del corriente se realizará un match de football en Palermo y se solicita a todos los que tengan interés en jugar se provean en lo de los señores Galbraith y Hunter de dos gorros, uno rojo y uno blanco, elegidos para distinguirlos durante el partido. A la llegada del tren de las 12 se realizará en el terreno una reunión para considerar las reglas del juego, y el partido comenzará inmediatamente después. Por orden.”

Hubo una larga interrupción deportiva en Buenos Aires y alrededores, producto de la terrible epidemia de fiebre amarilla de 1871, de las consecuencias de la Guerra de la Triple Alianza que devastó Paraguay y de la disputa entre los defensores del fútbol y aquellos que querían que el rugby prevaleciera.

Recién en 1887 se disputó el primer partido con reglas estrictas de fútbol, entre Ferro Carril Gran Sud y Buenos Aires Football Club, aunque enseguida el nuevo deporte se propagó a Junín (donde vivían numerosos inmigrantes británicos), a Rosario que iba camino a ser un polo de atracción futbolera y varias localidades bonaerenses. Según cuenta el historiador Carlos Yametti en su magnífica investigación “Historia del Fútbol de AFA, Orígenes 1891-1899” el 15 de agosto de 1889 se jugó el primer partido internacional al enfrentarse un combinado de Buenos Aires con otro de Montevideo. Dice Yametti que “se jugó en el Montevideo Cricket Club, donde los visitantes se impusieron por 3-1. Fue el eslabón inicial de una larga historia de enfrentamientos entre ambos países, ya sea a nivel de clubes, combinados o selecciones.”

Hecho el reconocimiento de Thomas Hogg y sus amigos, regresamos a 1893, cuando Watson Hutton crea la AAFL y se disputa el primer torneo, con la participación de Lomas Athletic Club, Quilmes Club, Buenos Aires English High School, Buenos Aires & Rosario Railway y Flores Athletic Club, que tenía su campo de juego en Caballito, muy cerca de donde se situó años después la cancha de Ferro Carril Oeste. Los lomenses fueron campeones con siete triunfos y un empate, un 2-2 contra Flores. El Quilmes Club se disolvería en 1894.

La escuela de Watson Hutton volvió a participar en 1895 y tres años después, el profesor escocés creo el English High School Athletic Club, junto con profesores, alumnos y exalumnos de la institución que ya se había afincado en Belgrano, luego de pasar por Barracas, el centro porteño y el barrio de Palermo. El flamante equipo –con camiseta blanca y roja a rayas verticales- se anotó para el primer torneo de Segunda División en 1899, ocupando el segundo puesto detrás de Banfield, con quien perdió en el debut por 2-1 en el Sur.

Anotada para jugar en Primera durante 1900, la EHS ganó el reducido torneo de cuatro equipos, con cinco triunfos y un empate ante Quilmes Athletic Club (el actual), Belgrano Athletic y Lomas Athletic Club. Ya asomaba el magnífico grupo de futbolista que asombraría a todo el mundo con sus desempeños en la primera década del Siglo XX. Ese año, el diario “The Buenos Aires Herald” hizo un concurso en sus páginas, pidiéndole a la gente que votara al equipo que le resultara más apreciado: EHS consiguió 6942 votos, seguido de Quilmes con 3467, Belgrano tuvo 3358 y Lomas 1395, quedando luego los cuadros de Segunda, como Banfield, Rosario, Buenos Aires, Escuela de Comercio, Saint George’s College, Porteño, Flores y Central Athletic Club. (Continúa…)

[bsf-info-box icon=”Defaults-thumbs-o-up” icon_size=”32″ title=”Descargá gratis el capítulo completo y seguí leyendo”][/bsf-info-box]
Descargar Capítulo Completo

Si te gustó la introducción del Capítulo “El escocés visionario y el gran alumni” del Libro “El Nacimiento de una Pasión” (edición definitiva, ampliada y corregida)” podés descargarlo completo de forma gratuita.

DÓNDE COMPRARLO
Buscalo en las principales librerías del país y también online en cúspide.com o tematika.com